Líquidos de limpieza y almacenamiento para lentes de contacto blandas

Los líquidos para lentes de contacto son un requisito indispensable para mantener los ojos sanos al utilizar lentillas semanales o mensuales. Tenemos una amplia variedad disponible en Lensdeal, tales como el Biotrue de Bausch & Lomb, el OPTI-FREE PureMoist de Alcon y el COMPLETE de AMO. También tiene la opción de los llamados líquidos "todo-en-uno", líquidos que necesitan de un cierto grado de fricción para la limpieza de la lente y, por supuesto, los sistemas de limpieza de peróxido, que desinfectan sus lentes de manera completa.

Líquidos de limpieza y almacenamiento para lentes de contacto blandas

El requisito indispensable para unas lentes limpias y unos ojos sanos al utilizar lentillas mensuales o semanales.

Los tres más grandes fabricantes: Alcon, Bausch & Lomb y AMO - todos ellos con amplia experiencia y calidad en la que usted puede confiar

Contamos con una amplia gama disponible, como el Biotrue de Bausch & Lomb, el OPTI-FREE PureMoist de Alcon y el COMPLETE de AMO, entre otros. Estos tres son muy populares y están disponibles en diferentes presentaciones.

Existe la categoría de líquidos denominada "todo-en-uno", lo que significa que estos pueden utilizarse para mantener las lentes de contacto limpias y húmedas y para almacenarlas, y que no requieren frotar la lente en el líquido. Con los líquidos que necesitan un cierto grado de fricción para brindar mejores resultados, tenga especial cuidado de que la lente no se le rompa; Y luego tenemos las llamadas soluciones de peróxido, que son lo mejor para una buena desinfección, pero que requieren de la neutralización previa del líquido. Es por esto que, por lo general, se necesita de un estuche porta lente especial para su uso y más tiempo de proceso. 

Muy importante es también la forma en que su ojo responde al contacto con el líquido, ya que cada persona es diferente. Esto a menudo también determina la elección adecuada del producto, así que si desea probar un líquido, compre primero el envase más pequeño, hasta que esté seguro de que le sienta bien.

Si desea cambiar a un nuevo líquido, debe usted consultar primero con su oftalmólogo y hacerse revisar los ojos una vez más después de una semana de utilizarlo. Cada persona reacciona de manera distinta a las soluciones de limpieza y estas pueden causar irritación y otros síntomas. Siempre lea el manual que viene con el líquido.

¡Atención! Los líquidos para lentes de contacto son perecederos y no podremos intercambiarle los frascos ya abiertos. En todos los casos, se puede utilizar un frasco por lo menos de cuatro a seis semanas después de abierto.

El tamaño promedio del frasco es de entre 300ml y 360ml, que, si se consume como indicado, rinde aproximádamente un mínimo de seis semanas.

Suscríbete a nuestro boletín

paypal visa mastercard